“ORACIÓN DE ABANDONO”

Padre mío:

me pongo en tus manos,

haz de mí lo que quieras.

Cualquier cosa que tú hagas de mí,

te doy las gracias.

Estoy dispuesto a todo, lo acepto  todo.

No deseo nada más, Dios mío,

que tu Voluntad se cumpla en mí

y en todas tus criaturas.

Pongo mi vida en tus manos,

te la entrego, Dios mío,

con todo el amor de mi corazón,

porque te amo, y es para mí

una exigencia de amor darme a Tí,

abandonarme entre tus manos sin medida,

con una infinita confianza,

porque Tú eres mi Padre